3 ingredientes de tu futuro profesional

Camaleon2Nos encontramos en una transición hacia un nuevo paradigma del trabajo, influenciado por un mundo hiperconectado y global, en el que surgen nuevas creencias sobre qué es el trabajo y cómo debe realizarse.

En este escenario, Lynda Gratton, catedrática de práctica directiva en la London Business School, en su obra “Prepárate: el futuro del trabajo ya está aquí”, identifica tres recursos clave que determinarán el desarrollo de nuestra vida laboral.

 

Capital intelectual: De generalista superficial a experto interdisciplinario

Hace referencia a los conocimientos, aprendizajes, habilidades, experiencia… El éxito profesional dependerá de nuestra capacidad para construir el capital intelectual que nos permitirá generar un valor añadido. Para ello es necesario cambiar la manera de gestionar este capital intelectual.

Hasta ahora el enfoque estaba centrado en desarrollar perfiles generalistas, pero este modelo ya no funciona en un mundo en el que cada vez resulta más difícil destacar, en el que podemos encontrar y conectar con multitud de personas que tengan los mismos conocimientos que nosotros y en el que además gracias a las nuevas tecnologías tenemos acceso a todo tipo de conocimiento. La clave para sobresalir es la especialización, el conocimiento general ya no tiene valor, el factor diferencial radica en conseguir la profundidad de conocimiento, y no sólo en un ámbito, sino en varios, ya que seguramente a lo largo de nuestra vida laboral nos dedicaremos a ámbitos diversos, puesto que nuestras vidas laborales se alargan y algunos ámbitos de conocimiento pueden quedar obsoletos, pueden perder valor o simplemente deseemos cambiarlos.

Para elegir nuestros ámbitos de especialización deberemos tener en cuenta:

  • Identificar las competencias que sean más valiosas: aquellas que crean valor, son escasas y además difíciles de imitar.
  • Escoger aquellas que nos apasionen. Una vida laboral no tiene sentido si no hacemos aquello por lo que sentimos una verdadera vocación.
  • Profundizar en su conocimiento, como lo hacía el artesano con su trabajo.
  • Estar dispuestos a cambiar de áreas de especialización, transformarnos y evolucionar.

 

Capital social: De competidor aislado a enlace innovador

Hace referencia a la suma de todas nuestras relaciones, a la capacidad de desarrollar y mantener redes de contactos. La profundidad y amplitud de estas redes son claves en el futuro del trabajo, por eso es necesario saber desarrollarlas.

Nuestra especialización en un ámbito depende de nuestra habilidad personal y del desarrollo del conocimiento de manera colectiva. Desaparece la figura del empleado aislado y competitivo, para dar lugar a la colectividad conectada e innovadora. Es necesario destacar en nuestro ámbito de conocimiento pero conectados con personas con las que creamos valor de manera conjunta. Es importante crear una comunidad de ideas que nos ayude a innovar, nos de feedback y nos apoye, con la que cooperamos y en la que confiamos.

 

Capital emocional: De consumidor voraz a productor apasionado

Hace referencia a la capacidad de autoconocimiento, la necesidad de reflexión sobre las elecciones que hacemos, la capacidad de flexibilidad y la resistencia emocional.

La esencia de este recurso radica en la posibilidad de transitar de una vida laboral basada en una mera transacción de trabajo por dinero, hacia una vida laboral con sentido, que nos apasione y a través de la cual podamos vivir experiencias realmente transformadoras. Se trata de obtener una vida laboral sana, equilibrada y con sentido.

Debemos estar preparados para decidir qué tipo de vida laboral queremos llevar a cabo, y esto no es sencillo, seguramente la decisión que tomemos nos llevará a tener que decir que no a muchas cosas, lo que nos puede generar sentimiento de culpabilidad y ansiedad; pero debemos estar dispuestos a afrontarlo y prepararnos para elegir por nosotros mismos. Debemos diseñar un futuro basado en aquello que valoramos y estar dispuestos a luchar por aquello que es importante para nosotros. No hay nada que nos genere más satisfacción y bienestar que vivir de acuerdo a nuestras ideas y valores.

 

Fuente fotografía: Camaleón Iobulado, National Geographic.

 


9 comentarios

  • Me gusta mucho el enfoque de los tres capitales, especialmente el emocional. Poner pasión en todo lo que se hace (no sólo el trabajo) hace la vida más profunda y placentera para sí y para los demás.

    • Montse

      Muchas gracias, Edita!

  • Ramona

    Montse me ha gustado mucho el artículo. Estoy de acuerdo en los tres puntos de los que hablas, justamente esta tarde en una mesa redonda también se hablaba del valor de los contactos, y la importancia que tendrán en el trabajo.
    Espero que no te importe que comparta el artículo. Saludos

    • Montse

      Gracias, Ramona! Por supuesto que no me importa que compartas el artículo, al contrario! Un abrazo.

  • Beatriz

    Interesante articulo. Tendremos en cuenta los ingredientes para crear nuestra propia receta 🙂

    • Montse

      Muchas gracias por tu comentario, Beatriz! 😉

  • Hola Montse,
    Muy interesante el post. Aunque no me convence el uso de la palabra “capital”, quiero ir más allá de los matices semánticos y buscar la esencia de lo que propone Lynda.
    Para mí, estos tres “capitales” guardan una estrecha relación con los tres factores de los que habla Daniel Pink con respecto a la motivación intrínseca: autonomía, maestría y propósito. El profesional del futuro deberá elegir y hacerse responsable de esas elecciones (autonomía), buscando aquéllo que conecta con su pasión y su identidad (maestría) y que tenga sentido para sí mismo y para su entorno (propósito).
    Un saludo,
    JM

    • Montse

      Estoy de acuerdo contigo, José Miguel. Quise mantener los conceptos tal y como los presenta Lynda, siendo fiel a su planteamiento, aunque comparto totalmente contigo que la palabra “capital” no es la más acertada. Gracias por compartir el modelo de Daniel Pink, estoy de acuerdo contigo en que los factores que presenta están totalmente alineados con la esencia de las tres ideas clave que se desarrollan el post.
      Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo!

  • Pingback: ab extra | 3 ingredientes de tu futuro profesio...

Los comentarios están cerrados.